La legionelosis es una enfermedad bacteriana que se contagia a través de los sistemas de agua. Los síntomas son fiebre, dolor de cabeza, dolor muscular o incluso diarreas.

La mayor fuente de contagio de estas bacterias son ambientes cálidos y húmedos existentes en los sistemas de agua y aire acondicionado de grandes edificios como oficinas, hospitales, hoteles, centros comerciales, spas… donde al respirar comienza la infección originado el contagio de enfermedades.

¿Por qué deben extremarse los controles a partir de ahora?

El cierre de edificios y oficinas por la COVID-19 puede aumentar el riesgo de crecimiento de Legionella en los sistemas y equipos de agua.

¿Cuál es el riesgo?

Una de las particularidades de Legionella Pneumophilia es que crece en entornos construidos, sobre todo en los rincones y las grietas de las tuberías de los edificios y otros sistemas de agua complejos que no se mantienen de forma adecuada. 

En estas zonas las bacterias proliferan en agua tibia que está estancada o tiene poco flujo. El riesgo aparece en cualquier lugar donde se puedan crear gotas de agua, como sistemas de agua fría y caliente, torres de enfriamiento y aires acondicionados, sistemas de enfriamiento de máquinas, jacuzzis, sistemas de riego por aspersión o fuentes ornamentales.

Fruto de las medidas impuestas por la COVID-19, muchas de estas instalaciones han tenido que cerrar temporalmente o su funcionamiento se ha visto reducido durante los últimos ocho meses. Esta irregularidad en el funcionamiento, si está mal controlada y gestionada, puede conllevar riesgos. 

Por ejemplo, en las instalaciones de agua fría de consumo humano, tras una parada superior a un mes, se debe realizar una limpieza y desinfección de choque, según el Real Decreto 865/2003, que recoge los criterios higiénico-sanitarios para el control de la legionelosis.

Cómo controlar y prevenir la Legionella

Es muy importante que, durante esta pandemia, se mantengan todos los sistemas de agua seguros mientras están cerrados o durante cierres parciales.

La clave está en no dejar que la bacteria encuentre las condiciones que necesita para vivir, como acumulación de suciedad, temperatura óptima y tiempo. 

Por ello, en Gelimser, contamos con un específico programa de prevención de la legionelosis adaptado a tus necesidades. Con el objetivo de impedir focos infecciosos que favorezcan el desarrollo de enfermedades. No juegues con tu salud ni la de los tuyos, contacta con nuestros profesionales en control de plagas.

“Siempre será mejor prevenir que curar” 

Contacte con nosotros y mantén a los de tu alrededor a salvo.

📩 info@gelimser.com
📲 952 374 460 / 657 907 080

Legionella en tiempos de Covid-19
¿Quieres compartir este post?Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *